La dieta del tipo de sangre se descubrió por el médico Peter D´Adamo especialista en medicina natural, investigando por un transcurso de tiempo extenso el impacto que tienen los alimentos dentro del organismo. Esto al comprender el impacto que tienen los alimentos dentro del cuerpo dependiendo del grupo de sangre que se tenga.

Tipos de sangre y su dieta

Dieta del tipo de sangre

Tipo de sangre O

Estas personas deben consumir carnes magras, pescados, mariscos y aves, con un acompañamiento de verduras. Tratar de evitar a toda costa la carne de cerdo y los embutidos; así mismo limitar el consumo de lácteos, cereales y huevos. Por lo que si se desea perder peso es necesario que se consuman pescados, mariscos, vísceras, brócoli, espinacas y acompañar con ejercicio intenso.

Tipo de sangre A

Para este grupo es necesario contar con una dieta vegetariana adecuada, evitando la harina de trigo, lácteos y carmes. Logran adelgazar con piña, verduras, aceite de oliva y soja. Además se debe realizar actividades físicas moderadas.

Tipo de sangre B

Una dieta equilibrada para dicho grupo que tiene que incluir varios alimentos como carnes magras, pescados, lácteos, frutas y verduras que tengan hoja verde. Disponen de poca tolerancia al pollo, cerdo, embutidos, mariscos, semillas, frutos secos y cereales. Para completar la dieta se debe realizar actividad física moderada.

Tipo de sangre AB

Dieta del tipo de sangre

La mayor parte de los alimentos indicados y contraindicados tanto para el grupo A y B se aplican a este. Siendo beneficioso el aceite de oliva y frutas cítricas, evitar crustáceos, carnes rojas, maíz, trigo, alubias y semillas.

Recomienda este artículo en tu red social favorita: